top of page
blue author name.png

ORDENAR EL LIBRO

Con el terremoto de Cali de 1925 como trasfondo, la fascinante secuela de La hija española sumerge a tres extraños en una peligrosa búsqueda del dueño de una codiciada hacienda durante una epidemia de cólera. Una joven chocolatera disfrazada de novicia, un fotógrafo de principios del siglo XX y una monja con un pasado amargo son los protagonistas de esta historia.

El impulsivo y audaz Martín Sabater finalmente logra el sueño de su vida de ser dueño de una plantación de cacao en el Valle del Cauca. Pero la noche de una gala espectacular desaparece sin dejar rastro. Ahora su hacienda se ha convertido en un hospital dedicado a salvar vidas a raíz del terremoto y la monja "Sor Puri" está allí para descubrir la verdad detrás de la desaparición de Martin. Sin embargo, su verdadera identidad y su pasado con el carismático Martin, pondrán en riesgo mucho más que su búsqueda.

Lucas Ferreira es un fotógrafo profesional, además del mejor amigo de la infancia de Martin. Lucas tiene sus propias razones para ayudar a la decidida monja, pero lo que este hombre reservado no revelará sobre sus sueños frustrados y su amor no correspondido podría resultar clave para descubrir el pasado, o una trampa letal.

Martin fue el único amor de Sor Camila hasta que un lamentable error cambió el curso de su vida para siempre. Ahora, la hacienda de Martin es una oportunidad inesperada para que ella, Lucas y Puri puedan corregir el pasado. Pero con sus secretos a la luz, sus recuerdos explosivos y una serie de mentiras desgarradoras, ¿podrán estos tres sobrevivir a la verdad sobre Martin y las consecuencias que alterarán para siempre sus destinos?

RESEÑAS

Una historia tan rica y compleja como el mejor chocolate.
—Marisel Vera, autora de El sabor del azúcar

La secuela de Hughes La hija española (2021) se puede leer por sí sola, pero los lectores la disfrutarán más como parte de una serie. Los muchos hilos narrativos de la historia conectan el pasado y el presente, y todos convergen para crear una conclusión satisfactoria, mientras que los hechos culturales e históricos que reflejan ese tiempo y lugar son tanto pistas reales como falsas en la búsqueda de Puri. Sinembargo, es la amplia gama de personajes atractivos lo que atraerá a la mayoría de los lectores. Para fanáticos de la ficción histórica y las obras de Christina Baker Kline y Lisa Wingate. — Stacey Hayman, BOOKLIST

Secretos enterrados, tragedias personales y desastres naturales se desarrollan en una hacienda colombiana... Aunque el cuento floridamente escrito por Hughes se basa en la historia, aumenta la anticipación mezclando la línea de tiempo narrativa y presentando la historia en capítulos cortos desde la perspectiva de tres narradores diferentes en primera persona. A Puri, la ingeniosa heroína de la novela de Hughes La hija española (2021), se le unen la hermana Camila, una monja amorosa y compasiva pero lejos de ser una sumisa ayudante, y Lucas, un mujeriego desconocido y viejo amigo de Martín que se reencontró con él poco antes de su desaparición.... Un caldo jugoso con un palpable sentido de la historia.  KIRKUS REVIEWS

 

Hughes nos trae nuevamente a la chocolatera española Puri en la acelerada secuela de La hija española. En 1925, Puri, cuyo nombre completo es María Purificación de Lafont y Toledo, viaja desde su Ecuador adoptivo a Colombia para tratar de encontrar a su proveedor de cacao y otrora amante, Martín Sabater, luego de que sus envíos de pepas de cacao cesan inexplicablemente. Poco después de que Puri se baja del tren, unos rufianes rasgan su vestido y la monja que había sido su compañera de asiento le presta un hábito para que se cubra. Puri llega a la hacienda de Martin y se entera de que Farid Mansur, un médico altivo y ambicioso y antiguo compañero de internado de Martin, la ha convertido en un hospital, y afirma que un jaguar mató a Martin. A medida que se desata un brote de cólera, Puri colabora para cuidar a los enfermos, a pesar de su falta de formación médica. También mantiene su disfraz de monja, lo que pone a los que la rodean en un estado de ánimo confesional mientras trata de descubrir lo que realmente le sucedió a Martin. Mientras tanto, florece el romance entre Puri y uno de sus pacientes, que es otro amigo cercano de Martin, y su amor prohibido agrega más tensión a la historia de suspenso. Los fans de Hughes devorarán este delicioso dulce.  — PUBLISHERS WEEKLY (ver más)

Contada en los puntos de vista alternos de tres protagonistas, esta novela de Hughes, nacida y criada en Ecuador, pinta un cuadro vívido de la década de 1920 en Ecuador y Colombia. Cuando la chocolatera española Puri se entera de que Martín, su proveedor de cacao y padre de su hijo, ha desaparecido en el vecino país de Colombia, decide que solo ella puede encontrarlo. Es 1925 y es peligroso para una mujer viajar sola, por lo que se viste de monja con la esperanza de protegerse. Sin embargo, cuando llega a la plantación de Martin, descubre que el amigo de Martin, Farid, la ha convertido en un hospital. Con la esperanza de investigar sin revelar su conexión con Martin, Puri mantiene su disfraz y, posteriormente, la hermana Camila la pone a trabajar. Cuidando primero al amigo de Martin, Lucas, quien resultó herido en el terremoto, y luego a los pacientes de cólera que lo siguen, Puri comienza a sospechar que no es la única en la hacienda que guarda secretos. VEREDICTO: Si bien no es esencial estar familiarizado con la novela anterior de Hughes, La hija española, leerla antes podría ofrecer un contexto útil para aliviar posibles confusiones. Este libro atraerá a los lectores que disfrutan de los conflictos familiares, los detalles históricos y la exploración del amor perdido—Lucinda Ward, LIBRARY JOURNAL (ver más)

El sentido del lugar y la dinámica de un pequeño pueblo de esa época son convincentes y nos dan una idea de la historia y la cultura de ese período en América del Sur. Con suerte, Puri regresará en otra aventura. —Michael Sears, NY JOURNAL OF BOOKS

Los lectores ya familiarizados con el título anterior de la autora, La hija española, tendrán la ventaja de comprender la historia familiar y el pasado de los personajes principales a medida que el drama cambia de la década de 1910 a 1925. Para otros, llevará algún tiempo comprender las complicadas disputas familiares y negocios, disfraces furtivos, amoríos frustrados y bebés secretos. La elaborada trama también presenta algunas esmeraldas perdidas y otras desapariciones inexplicables. El estilo de escritura es peculiar pero exuberante y las situaciones imaginativas o peligrosas en las que se encuentra esta gama de personajes excéntricos contribuyen a un melodrama escapista muy agradable. —Marina Maxwell, HISTORICAL NOVEL SOCIETY

bottom of page